Día Internacional de la Mujer 2017: descubre las increíbles historias de mujeres mytaxistas

7. marzo 2017

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer. Por eso, desde mytaxi queremos presentarte algunos datos interesantes de nuestra compañía, que muestran que las mujeres tienen un gran protagonismo dentro de mytaxi. Pero, sobre todo, queremos compartir contigo las historias de algunas de las mujeres que trabajan todos los días al volante de un taxi y que acumulan no solo kilómetros sino cientos de anécdotas dignas de compartir.

Curiosidades de mytaxi

  •  El 35% de la flota mytaxi a nivel internacional está formado por mujeres.
  •  Una de cada 10 mujeres que trabaja en mytaxi, lo hace en España. Solo en Alemania y en Irlanda el porcentaje es ligeramente superior. 

Los testimonios de las mujeres taxistas de mytaxi

Hemos hablado con algunas de las mujeres que trabajan como taxistas en mytaxi para conocer qué les llevó a meterse de lleno en un sector que, tradicionalmente, tiene un carácter mucho más masculino. Han compartido con nosotras sus razones, algunas de las anécdotas que han vivido al frente de un volante y los problemas que más les preocupan ahora.

A la caza de los estafadores

Guillermina Ruíz. Valencia

A los 19 años, Guillermina decidió que quería sacarse la cartilla de taxista, siguiendo el ejemplo de su padre. Estaba haciendo la carrera de Diseño Industrial pero le encantaba tanto el mundo del taxi que, de pequeña, le acompañaba en el coche. Sin embargo, su sueño profesional se topó con un obstáculo que no esperaba: “nadie quería contratarme. Los seguros son más caros para gente joven. Además, nadie se fía de una mujer tan joven y menos aún si necesitan que trabajes por la noche. No te contratan y así se quitan un problema de en medio”. Sin embargo, ahora sí trabaja de noche en Valencia. Su padre se compró la licencia hace 3 años y desde entonces trabaja con él. A sus 25 años presume de ser taxista: “estoy encantada”.

Todavía recuerda con mucha intensidad el primer servicio que realizó como taxista: “me impactó muchísimo. Se subió un chico muy rápido a mi coche y me pidió que siguiera al taxi de delante. Yo pensé, en ese momento, que se trataba de un marido celoso pero, en realidad, después, descubrí que era un detective privado que estaba siguiendo a una mujer que estafaba al seguro de empresa. Al final, la cazamos”, asegura contenta. Sin embargo, se muestra más preocupada cuando hablamos de futuro: “me preocupa que el tema de las VTCs pueda afectar a la recaudación y, por tanto, a la calidad de vida que podamos tener en el futuro”.

La bisabuela taxista

María Estrella Villalba. Madrid 

Estrella, en realidad, ha sido secretaria, prácticamente, toda su vida pero hace diez años decidió hacerse taxista por las circunstancias familiares. Su marido era economista y tenía varios Másters pero a los 50 años se quedó sin trabajo. Así que decidió meterse en el mundo del taxi como asalariado. Más tarde, decidieron embarcarse juntos en la aventura de comprar una licencia de taxi en Madrid. Y desde entonces presume no solo de ser mujer taxista sino de ser “bisabuela taxista: tengo dos nietos y un bisnieto”. 

Al principio, no le apasionaba mucho la idea de trabajar en un taxi pero, después, las cosas cambiaron: “me encanta la atención al cliente y me encanta estar al día de las nuevas tecnologías y trabajar con una app. He llegado a involucrarme tanto que he sido secretaria de la asociación gremial del taxi para defender nuestros intereses.

En el taxi , esta mujer de 64 años, ha vivido aventuras de todo tipo. Una de las más recientes: una pareja que se subió en su coche de madrugada hace unas cuatro semanas. “Salían de una discoteca. Ella quería ir a casa. Él a un hotel. Se pusieron a discutir. Él se puso muy fuerte a nivel verbal y ella acabó llorando. Intervine. Les dije que en mi coche no se le chillaba así a ninguna mujer”. Acabó por pegar un frenazo y por echarle del taxi para, después, llevar a la chica a su casa. “Después descubrí que, al parecer, el chico era un joven futbolista famoso”. En cuanto a sus expectativas de futuro, cree que se avecinan cambios y que hay que ponerse las pilas para ser mucho más competitivos.

Estopa y Bertín Osborne han viajado en el mismo taxi

Silvia Pinell. Barcelona 

Silvia lleva dos años trabajando como taxista en Barcelona. Presume de haber llevado en su coche a personas famosas tan dispares como a los miembros del grupo Estopa o a Bertín Osborne. 

Pese a estas divertidas anécdotas, no se siente especialmente feliz con la idea de ser taxista. Ella estudió Turismo y ha trabajado durante 18 años en una oficina con un puesto interesante. Pero un día Silvia se encontró sin trabajo y necesitaba una solución para seguir adelante. Tiene dos niños pequeños a su cargo, de 7 y 9 años, así que necesitaba encontrar algo lo antes posible. Su hermano, que tenía un taxi, le ofreció la posibilidad de probar. “Me saqué el carné especial que me pidieron y aquí estoy. Nunca me había planteado ser taxista pero me adapto bien a todo. Me gusta el trato con la gente y es muy enriquecedor a nivel cultural pero es un trabajo muy sacrificado: son demasiadas horas y es muy solitario”. 

Por eso, en sus tiempos libres, admite que se está preparando para presentarse a las pruebas de Guardia Urbana a sus 43 años para buscar algo mas estable. Y, además, nos confiesa una de sus aficiones: tiene una libreta en la que anota un listado de sitios que le recomiendan los propios clientes.

La taxista portuguesa que conoce todos los rincones de Valencia

 

María Teresa Simoes. Valencia 

Es de Tagarro, un pequeño pueblecito cerca de Lisboa (Portugal). Lleva viviendo 25 años en España. Trabajaba como niñera y, después, como dependienta en una perfumería. Sin embargo, un día se quedó sin trabajo. Necesitaba trabajar. Así que, como su marido era taxista decidió hacerse taxista, también, en Valencia. De esto han pasado ya cinco años. Y está encantada: “Me encanta ser mujer taxista. Me encanta el trato con el público, me gusta mucho conducir y me gusta poder ofrecer un buen servicio”. Reconoce que algunas clientas aseguran que les gusta mucho encontrarse a una mujer taxista.

Las apariencias engañan

Maura Sánchez. Madrid 

“Me convertí en taxista de rebote”, asegura Maura. Se encontraba en el paro y no encontraba trabajo. En ese momento, a su padre se le ocurrió una idea: él trabajaba en ese momento como taxista asalariado en Madrid y le propuso a su hija que compraran una licencia de taxi a medias. Maura no lo dudó y, con 25 años, se lanzó a la aventura hace año y medio. “A veces no me lo poden nada fácil porque aparento menos edad de la que tengo y algunos clientes han llegado a preguntarme si tengo carnet de conducir. Algunos han llegado a bajarse del coche”. Sin embargo, asegura que algunas mujeres le han reconocido sentirse más cómodas cuando ven una chica al volante. Para Maura, convertirse en taxista ha sido un gran paso en su vida: “Para mí el taxi lo es todo. Me ha cambiado la vida. Me ha dado una estabilidad que no tenía”. En cuanto a sus pensamientos de futuro, confiesa que le preocupa la creciente competencia desleal. Y en cuanto al hecho de que hoy se celebre el Día Internacional de la Mujer considera que “es una pena que tenga que haber un día de la Mujer. Tendríamos que estar todas totalmente integradas”.

Apuesta por la libertad

Alejandra Catafi. Barcelona

Un desafortunado accidente de tráfico fue el motivo por el que Alejandra decidió hacerse taxista en Barcelona hace tres años. Trabajaba como auxiliar de enfermería pero la lesión vertebral que le produjo la colisión, le dejó fuera de juego. “Necesitaba trabajar y como en casa había un taxi porque mi marido es taxista, decidí sacarme el carné mientras hacía la rehabilitación”. Y reconoce que le encanta su profesión: “me encanta la libertad que me da el taxi. Si mis hijos tienen fiesta en el colegio, puedo organizarme como quiera”.

Esta taxista argentina de nacionalidad italiana afincada en Barcelona admite que a muchas de sus clientas les gusta ver una mujer taxista y reconoce, también, que le preocupa la enorme competencia que hay ahora mismo en el sector del transporte.

Éstas son solo algunas de las anécdotas que viven, cada día, nuestras mujeres mytaxistas. Han hecho una clara apuesta por trabajar en el sector del taxi y desde mytaxi queremos seguir animándoles a que trabajen con la misma ilusión y energía todos los días.

¡Feliz Día Internacional de la Mujer!

 

 

 


Comentarios

No comments
Add comment