mytaxi respecto a la actual competencia del sector del taxi

21. mayo 2014

Desde mytaxi, consideramos que la entrada de empresas innovadoras aporta aire fresco al mercado. La competencia es buena, ya que ayuda a mejorar y a revisar el producto con regularidad.

Empresas rompedoras como Uber, garantizan, como lo hacemos en mytaxi, la redefinición, la mejora y la innovación de soluciones de movilidad y consideramos a estas iniciativas como un avance positivo. Sin embargo, es imprescindible cumplir con las leyes, como bien hicimos en mytaxi cuando llegamos a Madrid y a Barcelona.

En este sentido, la autorización de vehículos con capacidad de hasta 9 personas, incluido el conductor, como es el caso de Uber, se corresponde a la modalidad del taxi o al alquiler de vehículos con conductor que requiere una licencia del área metropolitana en cuestión.

Aunque en mytaxi somos de la opinión de que muchos modelos actuales necesitan un cambio, está claro que el transporte de personas debe asegurar los estándares de seguridad y calidad así como cumplir con la normativa local. Reiteramos nuestro apoyo a los nuevos modelos de negocios y lo que hoy en día se ha denominado “Economía colaborativa” pero siempre y cuando esté bajo el paraguas de la legalidad.

El sector del taxi, es un sector muy regulado en el que las cuotas para obtener una licencia y los impuestos que hay que pagar periódicamente son altos. Es lógico y comprensible la reacción del sector ante este nuevo competidor. Las ventajas para los conductores que trabajan con Uber son beneficiosas en comparación a los peajes que se ven obligados a asumir los taxistas.

Así pues, como obliga la ley, cada vehículo mytaxi, debe pasar las revisiones periódicas, así como llevar la documentación referente al taxi en regla. En consecuencia, estas normas y leyes, deberán aplicarse a otros métodos de transporte de pasajeros que se desarrollen a cambio de un precio o con fines comerciales, como pretende Uber.

mytaxi ha revolucionado profundamente el mercado internacional del taxi. Cuando arrancamos en 2009, nos encontramos con mucha resistencia por parte de las radioemisoras tradicionales. Por lo que, por propia experiencia, somos conscientes de la situación en la que Uber se encuentra.

De todos modos, estamos convencidos de que las leyes y reglamentos, tienen el propósito de aportar unos estándares de calidad y seguridad para los pasajeros, básicamente porque el transporte de pasajeros es una cuestión de confianza. Los pasajeros no se deberían preocupar de la seguridad de los vehículos, si el camino que están recorriendo es el más corto o si los taxistas se merecen su confianza. Precisamente, las leyes y normativas locales deben asegurar que esto no sea así.


Comentarios

No comments
Add comment